ENLACES RECOMENDADOS
English Arabic Chinese (Simplified) French German Greek Hindi Italian Japanese Portuguese Russian Spanish Catalan Galician
PRINCIPAL arrow TEXTOS arrow VIVA CARTAGENA! - VISIONARIOS

Buscador JAVA

Favoritos
Imprimir
love_claveles.jpg
VIVA CARTAGENA! - VISIONARIOS PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Rafael Agredano.   
viernes, 02 de diciembre de 2005
Visionarios. BLITZ
BLITZ
APROVECHANDO LA OPORTUNIDAD QUE SE ME BRINDA DE ESCRIBIR UN TEXTO PARA OTROS ARTISTAS VOY A HABLAR DE MÍ. No es por narcisismo ni por necesidad -que no es que no la tenga- sino para demostrar que quien se dedica al arte tiene que practicar este ejercicio continuamente como lección número uno en el "decálogo" de trece o catorce puntos de la difusión de su trabajo, si quiere que hablen de él cuando esté muerto, ya sea de hambre o muerto de verdad (o de dos por el precio de uno si lo llevamos a casos extremos).

Es más: incluso si quiere que lo hagan antes de morirse, que es la mejor fórmula para que se haga siempre, lo que aporta notables ventajas en el desarrollo de la profesión entendiendo con esto la permanencia en ella y haciendo más llevadera la vida en general. Es una fórmula imprescindible.

No creeros nunca a ningún artista que os cuente que ellos son los primeros sorprendidos de su éxito "que estaban en su estudio cuando se les apareció el hada madrina de Cenicienta sin querer y ahí comenzó todo": mienten. Lo que no me sorprende pero lamento profundamente es el fracaso de algun artista genial, más o menos resignado y abandonado a su suerte -uno (uno nada más) de los motivos, aunque hay muchos más que no voy a repetir ahora porque ya lo he hecho otras veces: se trata por tanto de un compuesto cuyo conocimiento está al alcance de cualquiera, como están al alcance de cualquiera los pasos del tango, pero una cosa es saber cómo se baila y otra saber bailar. Ser un ávido lector, conocer a fondo la estructura de la novela, tener una buena historia que contar, poseer un extenso vocabulario o que la Sintaxis no tenga secretos para ti, no te convierte en novelista. Por mucho que lo intentes puede que nunca pases de un primer párrafo que pide a gritos ser arrojado a la papelera. Tanto el fracaso como el éxito tienen sus claves. Los secretos del comportamiento encierran muchas de ellas. El éxito nunca es casual, aunque la casualidad de estar en el lugar adecuado en el momento oportuno no sea tal sino un componente tan causal como premeditado, lo que nunca le ocurrirá a quien se queda en su estudio esperando al hada madrina de Cenicienta. Las putas tenemos que hacer la calle incluida por supuesto la visita a domicilio. Tener estómago no siempre tiene que estar reñido con tener talento, incluso suelen ser buenos aliados, considerando que este último no es siempre sinónimo de inspiración sólo artística, sería desperdiciar el amplio espectro que conlleva el talento de verdad -La inspiración por sí misma no vale mucho en la mayoría de los casos si uno no tiene el don de la ubicuidad, no domina las técnicas de la auto propaganda, no sabe hacerse respetar ni está dotado para la intriga seleccionando muy bien sus amistades entre los elegidos. Pero sobre todo lo que siempre he considerado algo fundamental, algo que roza lo extrasensorial, algo que siempre me ha sorprendido aunque no termine de despertar mis simpatías (bueno... depende de quien las posea porque a veces he sido beneficiado cuando se trataba de amigos míos): siempre están perfectamente informados de lo que ocurre en cualquier sitio sin estar presentes. Esa es la madera veteada de la que están hechos los triunfadores. Iba a hablar de mí, pero en realidad a través de mí al tratarse de una anécdota reciente de mi vida laboral -una vida de perros al fin y al cabo- porque en las anécdotas, tras una primera sonrisa, una carcajada o un golpe de ira, viene la reflexión. La anécdota la entresaco de las florecillas escogidas de un "Viva Cartagena" que me dedicaron en una exposición de tinte retrospectivo, no exactamente una retrospectiva al uso, aunque institucional como suelen ser este tipo de exposiciones, principalmente públicas y modelo de esa ineficacia burocrática que crece conforme va bajando el nivel de la institución. Quedando, por tanto, más que en manos de funcionarios especializados (que los hay abominables) en administrativos (que los hay abominables) empeñados en demostrar, eficazmente, una ineficacia que roza el surrealismo y la pesadilla, que se las hicieron pasar putas a mis dos aplicados pero inexpertos comisarios e incluso lo habrían conseguido conmigo de no haber salido yo corriendo bajo el principio napoleónico de "soldado que huye sirve para otra batalla". 

Los "Viva Cartagena" son, para quien no lo sepa, ése genero literario, que denomino así al desconocer su auténtico nombre, y que podríamos englobar dentro de la correspondencia comercial. Están situados al comienzo de los catálogos y serían como las oberturas de una opereta, si no fuera porque cantan y sólo les falta música pero de pompa y circunstancia que es lo malo. Esos escritos institucionales normalmente firmados por alguien distinto al que los ha escrito cuando hay suerte (que al parecer no fue mi caso).  En los "¡Viva Cartagena!" del catálogo de mi exposición donde todos escribían menos yo "porque lo encarecía y además ¡siendo yo el artista cómo me los iban a pagar!" (a pesar de ser muy citado, intratextualizado, y copiado en los textos de los demás ) cada uno de los representantes de cada una de las instituciones y organismos que ponían su "granito de arena" parecían tener una vida que sin mí hubiera sido absurda y sin sentido (Leyéndolos sin dar crédito me repetía a mí mismo: ¿Ése soy yo...? ¡Qué hombre!) parecía que yo era lo más, como para comerme de lo artistazo y estupendo que era. En definitiva: ¡Qué habría sido del arte sin mí!, etc.etc. Termino sin dar crédito.

Y sigo sin dar crédito: Entre dichos "¡Viva Cartagena!" figuraba el del presidente de la institución cultural -que lo era entre otros nombramientos de los que podrían denominarse de "a nivel cultural"- que afirmaba que yo "pertenecía a una generación que no tuvo que luchar tan ferozmente por el pan como la anterior". Aunque todavía me pregunto cómo se habrá enterado de lo fácil que ha sido la vida para mí -¡Y es que no se puede decir nada a nadie porque enseguida van y lo cuentan por ahí!- y el poquito trabajo que me cuesta comer ¡Ahora encima voy yo y, para arreglarlo, me aventuro a adivinar que junto a los vinilos de Paco Ibáñez tiene las obras completas de U2 y Bruce Springteen -los primeros en CD y el segundo probablemente en ambos soportes-!

 Me alegro de que afortunadamente entre el pan no metiera la camisa de once varas de la mortadela que habría convertido el tema en algo más discutible y delicado de lo que ya lo había dejado. El hombre llevaba buena intención, y a lo largo de todo el texto se le veía muy motivado por los problemas político sociales tan en boga en el arte actual (que debe ser por lo que acapara tantos cargos en la política cultural) y en la vida, aunque desde luego si hubiese sido por la institución que presidía -en mi caso me hubiera gustado que hubiese hecho algo más que presidirla- poco "panem" hubiese comido yo ¡ porque hay que ver qué desagradecidos con las aportaciones que hice al " et circences" del evento! ¡Y menos mal que yo era de una generación anterior a la de los "niños" que exponen aquí! que si no, me toca botellona... ¡pero fijo!

Aunque en una exposición con casi cuarenta nombres hay para todos los gustos en su manera de enfrentarse al mundo como artistas y como personas (todavía completamente hidratadas por cierto y además ¡lo bien que le queda todo lo que se ponen por muy arriesgado que sea!), espero que nadie haya caído en la trampa de que yo estaba hablando de mí usurpando el terreno de nadie. En realidad era una excusa para hablar algo de un mundo, el del arte, sobre el que tantas equivocaciones existen. Quien no ha sentido el vértigo que se sufre subido en las sólidas estructuras de lo aparentemente fácil o del trabajo bien hecho pero sobre el que la única postura posible sigue siendo sin embargo el equilibrio, las especulaciones también siguen siendo peregrinas y el arte "un mundo raro" como dice el bolero. A menudo, en el ámbito geográfico en el que nos movemos, la tendencia y la obligación es la queja justa como postura reivindicativa a la que le hemos añadido ironía y guasa, pero como no da resultado y el uso como a todo la desgasta, prefiero en este momento obviarla (ma non troppo porque quien no llora no se desahoga y además es mucho peor porque si no nos quejamos entonces sí que vamos dados) y seguir pasando a la acción como ejemplifica esta exposición llena de vitalidad y maldad y humor y seriedad y segundas intenciones y directos y retintín y lo que hay que tener (sigo hablando de mí pero me he pasado al plural mayestático que resulta más cómodo e impersonal y así hay menos mosqueo), no obstante nos siguen resultando curiosas las paradojas de este oficio de complicado beneficio: siempre ha chocado a naturales y foráneos, bajo cuyo punto de mira continuamos afortunadamente, el plural tan singular del gran número de artistas que nuestra comunidad genera ocupando en los balances de las colectivas importantes del arte español el mayor tanto por ciento, incluido el nivelazo cualitativo en dirección inversamente proporcional al número de coleccionistas y del presupuesto ridículo de las instituciones "ninguneantas" que sí comen del asignado para nosotros hasta el punto de que, como malas madrastras, al final del reparto ya no queda panem para nosotros.

El ejemplo que dimos de los textos en la retrospectiva -entrecomillada- de antes lo demuestra: "porque lo encarecerían y siendo ellos los artistas ¡cómo van a cobrar el texto del catálogo!" y ¡Viva Cartagena! Por supuesto no asistimos a la inauguración porque había una pieza fundamental en nuestra obra: nosotros, y nosotros no somos un complemento circunstancial temporal sino el verbo que se conjuga.A veces los políticos justifican el dinero invertido en un importante acontecimiento de artes plásticas -en las ocasiones poco frecuentes que lo son por aquí- subrayando el interés turístico que llenará hoteles y restaurantes. Nosotros no comemos -sólo levitamos-: todo el mundo sabe que pertenecemos al orden de los seres inmateriales seamos ángeles o diablos, pero al parecer tenemos que justificarnos para que nos perdonen, devolviendo con creces de rentabilidad a la hostelería (que, que yo sepa, no es famosa por su mecenazgo) lo que se nos "da" que ya era nuestro, porque también pagamos impuestos -volviendo al "polvo eres"-. No veo por qué hay que dar excusas turísticas. Se supone que deberíamos tener un dinero asignado para ese asunto propio, cuando trasciende en el interés público el ejercicio de nuestra profesión, como cultura que es, ya que entonces debería figurar entre las obligaciones de nuestras autoridades echarse la culpa si el turismo falla, por no haber organizado acontecimientos artísticos. Eso por la misma regla de tres... al cuarto. Ya en el ámbito privado, no queremos dejar dejar pasar por alto, venga más o menos a cuento porque es divertido dentro de lo desagradable, a esa gente que no nos compra nada cuando estamos comenzando y no tenemos galería, porque no se fían de nuestro futuro y si no tenemos galería ni somos artistas ni somos "na". Tampoco compran en ellas: les parece un robo que una galería se lleve un porcentaje tan elevado de las ventas, pero cuando exponemos en una rápidamente nos llaman por teléfono muy interesados en ir a nuestro estudio ¿Qué pretenden si nosotros teníamos el estudio antes de la exposición?: pues que les vendamos una obra por el valor del porcentaje que la galería nos daría a nosotros. Es decir, que intentan hacer lo mismo que critican de una galería pero ahorrándose los gastos y el trabajo que la galería ha hecho por nosotros y por tanto robarnos a nosotros y a la galería: No les suele salir bien dependiendo de las circunstancias de cada uno y si se les puede evitar mejor es hacerlo por dignidad profesional.

Se menosprecia con enfoque depreciativo el coste de una obra pero nos valoran artísticamente por nuestro valor en el mercado. Tras una exposición, antes que por el éxito de críticas, o de si estamos contentos de cómo nos ha quedado el trabajo, nos preguntan por el número de ventas para saber si la exposición ha sido un triunfo. Por el contrario, aunque también paradójicamente coincidentes en el totum revolutum, algunos seres completamente idos de la cabeza -que por supuesto no dudan que su trabajo merezca un sueldo fijo mensual- aún consideran una inmoralidad que el arte tenga un valor económico, siendo como es una profesión ( complicada, sin horarios tanto para lo bueno como para lo malo, pero con fechas de entrega, y cuya situación ideal es el derecho a realizarla en exclusividad para obtener como en cualquier otra óptimos resultados) cuando nuestros hijos tienen que ir a la Universidad, visten, calzan y necesitan todo lo que necesitan los hijos de los demás, como la dignidad de comer todos los días. Las musas, aun siendo buenas aliadas, no nos dan de comer ni nos pagan la luz ni la hipoteca ni el alquiler del estudio, ni el teléfono, ni las publicaciones ni esos viajes siempre necesarios para algo que va más allá del bricolage ya que al fin y al cabo la nuestra es una actividad intelectual que nos obliga a ser cultos, a permanecer siempre informados -porque tener talento no cuesta dinero pero alimentarlo sí- y que a lo largo de la historia ha sido normalmente la vanguardia que ha precedido, señalando el camino, al resto de las artes. Un mundo que también tiene como materia prima las ideas, incluso para el noble oficio de construir castillos en el aire si fuera el caso. También para las revoluciones y la búsqueda de la Utopía. ¿Más de treinta artistas? Pero eso es... ¡La Revolución! Si hubiese espacio, o este catálogo estuviera concebido con ese objetivo, quizá lo conveniente sería un texto crítico para cada uno de ellos. No es así ni creo en realidad que sea necesario, ellos saben explicarse muy bien y dejar las cosas claras, por tanto lo mejor que puedo hacer es callarme ya y considerarme honrado por figurar en él con el privilegio de éste "Viva Cartagena" a mi manera y ahorrándome mucho trabajo. Ya con el suyo hay crítica suficiente porque estos "niños" tienen tela marinera, saben lo que se hacen y saben cómo hacerlo -regresando al apartado de formación, información y viajes-. Ya han hecho adecuadamente una de las mejores cosas que pueden: unirse por propia iniciativa y trabajárselo a base de bien: Es la manera. Todos los caminos van a Roma y además ya que tienen que ir andando, lo mejor es ir en compañía porque a pesar de lo que diga el "complemento circunstancial" arriba citado, no pertenecen a ninguna generación que no tenga que luchar tan ferozmente por el pan como la anterior, y mucho menos estando el patio como está. Además en el arte siempre hay que luchar por el pan con ferocidad como ellos saben ya perfectamente porque lo están haciendo desde que empezaron.


Rafael Agredano

Hear this article
 
< Anterior   Siguiente >
img_b.png

(Sala de Star) La imagen y la metáfora

24·10·06

Cómo construir, propiciar o sorprender la imagen significativa, la que logra despertar la imaginación y hace pensar. Ésa es la reflexión de las seis fotografías con que Juan del Junco (Jerez de la Frontera,...

Leer más...

EL TERROR DE LOS SIGNOS INCIERTOS. Mp & Mp Rosado

30·10·06

En el famoso ensayo escrito por Sigmund Freud en 1919 como prólogo al relato fantástico El hombre de arena de E.T.A. Hoffman, define las experiencias siniestras como aquellas que se producen cuando “algo que siempre fue familiar...

Leer más...

La Virtud Demacrada. María Cañas

07·11·07

Resulta harto difícil adscribir a un género determinado a María Cañas, recluirla  bajo los estrictos marcos de un título tópico o una definición general. Desde las premisas de la libertad...

Leer más...

Del Lado de la Sombra. Gloria Martín

02·06·07

Mi obra está marcada por la nostalgia que el pasado provoca en algunos humanos. Me encanta buscar en cajones y encontrarme con antiguas fotos, realmente no estoy segura si las encuentro o si ellas me encuentran a mí. Tienen un enorme...

Leer más...

CANADALIA. Dibujos desde Canadá. Miki Leal

01·01·04

Miki Leal nos presenta sus últimas obras en sendas exposiciones casi paralelas en el tiempo. Por un lado, Mikithology en Cavecanem (Sevilla), por otro, en Magda Bellotti (Madrid), Canadalia.

Leer más...

Campo Base. Ramón David Morales

08·09·08

Generación X es la generación de gente cuya influencia cultural tenía su cumbre en los años 90, cuando Ramón David Morales (Sevilla, l977) era un adolescente y probablemente pasaba el tiempo escuchando rock...

Leer más...

Conflictos de Inercia. Miguel Soler. Galería Isabel Ignacio. Sevilla

01·12·06

El ataque y la defensa, ya sea de una idea, de un territorio, de una posesión o del cuerpo mismo, denota la “lucha de los contrarios”, la pura contradicción de un mundo que se renueva y fluye precisamente por contener a lo...

Leer más...

Siempre en Sevilla

21·07·08

Esta Fundación, desde la humildad, cree que el "espacio museístico" no es sino un lugar democrático donde se establecen debates y verdaderas interacciones con las exposiciones para proporcionar un mejor conocimiento de...

Leer más...

MING YI CHOU: LA TRASCENDENCIA DE LA MIRADA.

17·03·07

Estamos rodeados de obras que no hablan de nosotros, de nuestras circunstancias, de personas a las que conocemos o, al menos, reconocemos. Eso por un lado. Además, la mayoría de esas obras se convierten en episodios apologéticos...

Leer más...

Todo es política. Miguel Soler

08·02·08

A principios del S. XXI (como continuación de lo acontecido a comienzos del XX y sus vanguardias) el arte se ha convertido para muchos en un fraude, en algo elitista, pocos lo entienden, y para algunos ni siquiera existe; quizá estemos...

Leer más...

Doble final de fiesta. (Spleen, Mp & Mp Rosado) por Óscar Alonso Molina

05·04·08

Entrevistarse con los hermanos Rosado, Miguel y Manuel (San Fernando, Cádiz, 1971), es casi como participar en un juego de ecos: delante de ellos se asiste siempre entre fascinado y confuso a esa rara cualidad, frecuente en las parejas de...

Leer más...

EL USURPADOR DE IMÁGENES O EL ALQUIMISTA GENEROSO ( Estirpe, Felipe Ortega Regalado )

12·04·06

PRÓPOSITO: Capturar en vídeo la descripción de imágenes originales de individuos que se presten al experimento de ver materializada pictóricamente su idea a través de mi filtro.  

Leer más...

Restauraciones arqueológicas, Iván de La Torre Amerighi. (Mp & Mp Rosado).

14·06·09

¿Hasta qué punto es positivo para la trayectoria de unos jóvenes artistas alcanzar un reconocimiento temprano? Unos pensarán que es beneficioso, puesto que ayuda a lograr una independencia creadora desde los momentos...

Leer más...

Esto es el acabose ( The End · Miki Leal )

15·03·09

Sólo un ignorante en materia de arte contemporáneo como Arthur C. Danto pudo tomar las cajas de detergente Brillo de Warhol como el final del arte. Si es cierto que el tema del fin -en el sentido de la muerte del arte, pero...

Leer más...

Las ideas que animan el dibujo

21·02·09

Ambas exposiciones las protagoniza a primera vista el dibujo aunque abordado desde perspectivas diferentes. José Miguel Pereñíguez (Sevilla, 1977) emplea el trazo y la mancha para construir figuras; Juan Carlos Bracho (La...

Leer más...

DAVID LOPEZ PANEA

25·01·08

La selección de arte joven que titulamos años atrás como Figuraciones Sevilla / Generación 2000, resultó ser un listado plural que intentó recoger una mueva orientación generacional, entonces...

Leer más...

EL PAISAJISTA DISTÓPICO O LA NATURALEZA DE LAS COSAS. David Lopez Panea

19·12·06

EL PAISAJISTA DISTÓPICO O LA NATURALEZA DE LAS COSAS.[Este texto, como todos los textos, se enhebra a partir de curiosidades, casualidades y descubrimientos; hechos y actitudes que sólo necesitan tiempo para germinar.]

Leer más...

David López Panea: «En el paisaje se ejemplifica de manera clara el binomio hombre-naturaleza»

19·04·04

Le ha llegado la hora de hacerse pintor y ese tránsito vital se ha producido con el sosiego de ir asumiendo lo que estaba por llegar. El destino de este periplo por las potencialidades de la propia expresión se encontraba en el...

Leer más...

The doll´s House. Gloria Martín

05·02·08

La casa de tu vida, la casa inteligente, la casa rural, la casa de muñecas, la casa en el árbol, la casa del perro, la casa de campo, la casa adosada, la casa unifamiliar, la casa hipotecada, la casa piloto, la casa ocupada, la casa...

Leer más...

Vengo buscando pelea

21·07·08

Alegatos, estructuras, reflexiones y motivaciones del nuevo panorama pictórico hispalense entre genialidades de Silvio y mecidas de palio. (Un texto que no le van a gustar a casi nadie).

Leer más...

Entrevista a MP MP & Rosado. “Spleen es el humor tétrico que produce el tedio de la vida”

27·03·08

MP&MP Rosado vuelven a Madrid con Spleen, una reflexión sobre la Melancolía cuyos trabajos ya pudieron verse en la pasada edición de ARCO, por los que recibieron el premio para artistas jóvenes de la Comunidad de...

Leer más...

Lo bueno de lo feo y lo malo. Matías Sanchez

20·01·07

Lo primero que llama la atención de las pinturas de Matías Sánchez es su violencia. Eso es demasiado simple. Vuelvo a empezar: Lo primero que llama la atención de las pinturas de Matías Sánchez es su sentido...

Leer más...

Siempre en Sevilla ( Muestra LosClaveles08)

21·07·08

Esta Fundación, desde la humildad, cree que el "espacio museístico" no es sino un lugar democrático donde se establecen debates y verdaderas interacciones con las exposiciones para proporcionar un mejor conocimiento de...

Leer más...

Iconografías del desencanto. Gloria Martín

10·10·06

“Algo ofendidas, humilladas, /sobre todo, dejaban en el marco/ de sus ventanas las nuevas canciones/ de Conchita Piquer: el llegó en un barco/ de nombre extranjero, lo encontré en el puerto/ un anochecer(…)”...

Leer más...

GALLARDO Y PEREÑIGUEZ. DOS VUELTAS DE TUERCA A LO POPULAR

18·02·05

Estos jóvenes pintores inauguraron ayer sendas muestras individuales en las galerías sevillanas Birimbao y Félix Gómez.

Leer más...

Maria José Gallardo. HORROR AL HORROR

15·04·07

La obra de la artista extremeña Mariajosé Gallardo, (Villafranca de los Barros, Badajoz, 1978), es pura cosmología taxonómica. Afincada desde el inicio de sus estudios académicos en Sevilla, (1995), ciudad...

Leer más...

The Sock Strategy. Capítulo 4: escenografías y máscaras (el velo desvelado). Ruben Guererro

04·10·06

“La máscara, hermana menor de la escena en cuanto que permite ocultar, al igual que aquella hace con la identidad individual, la realidad de un mundo decepcionante al tiempo que consigue ofrecer un pasaporte periegético para...

Leer más...

Irónicos Caníbales. (O las ricas minas de la pintura sevillana)1

01·12·04

¿Qué está pasando en Andalucía? ¿Es lo mismo que está sucediendo, con más fuerza si cabe, en Sevilla? ¿Qué analizamos en estas páginas?

Leer más...

Vengo buscando pelea ( Muestra LosClaveles08 )

21·07·08

  Alegatos, estructuras, reflexiones y motivaciones del nuevo panorama pictórico hispalense entre genialidades de Silvio y mecidas de palio. (Un texto que no le van a gustar a casi nadie).

Leer más...

Diálogos con Gran Poder, de David López Panea

06·05·06

Una remontada desde la emboscadura, un diálogo entre las formas y los modelos de representación, un claro en la espesura supone este encuentro con el arte y el pensamiento a través de esta experiencia pictórica de...

Leer más...

D E M O N L O V E R . Matías Sanchez

08·06·07

"El nacimiento del arte, en efecto, señaló la consumaciónfísica del ser humano".GEORGES BATAILLE

Leer más...