ENLACES RECOMENDADOS
English Arabic Chinese (Simplified) French German Greek Hindi Italian Japanese Portuguese Russian Spanish Catalan Galician

Buscador JAVA

Newsletter Beta'09

There is no list available.
Favoritos
Imprimir
love_claveles.jpg
ALE.jpg
ALL |0-9 |A |B |C |D |E |F |G |H |I |J |K |L |M |N |O |P |Q |R |S |T |U |V |W |X |Y |Z

TODAS LAS SECCIONES arrow

El Cartel Taurino por Ignacio de Cossío PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Administrator   
viernes, 18 de octubre de 2002
Ricardo Cadenas. Cartel del año 1998
Ricardo Cadenas

  A mediados del siglo XVIII nace en España el primer cartel taurino y aún se conservan varios de aquella época, como es el caso del fechado en 1737 en la plaza de Madrid, y que está expuesto en el Museo Municipal de la capital de España. La evolución del cartel taurino en nuestro país tiene como antecedente el viejo pregón callejero o bando en la plaza, primer exponente de la divulgación taurina. Pronto los carteles, de aquella primera época, se destacan por sus motivos, tales como el de celebrar alguna fiesta popular, enlace real, triunfo guerrero, nacimiento de algún príncipe, o simplemente como fórmula de agasajar a algún alto mandatario de un Estado aliado.

Con el correr del tiempo, nace una extensa literatura del cartel de toros que hoy se ve obligada a dar paso al lenguaje de la imagen. Esta, progresivamente, se hace más sencilla, y los carteles más cercanos. Las primeras viñetas compuestas por las figuras del picador y el astado aparecen en el último cuarto de siglo, mientras que poco a poco se van alternando dibujos con grabados que son enmarcados en diferentes orlas. Las formas y el colorido del cartel anunciador varían constantemente sobre piezas de papel, raso o seda. El primer cartelista que dibuja y pinta un cartel es el aragonés Marcelino de Unceta en 1879.

Los cartelistas taurinos españoles aunaron su impronta excepcional, por su vigor, fuerza y capacidad en el manejo de las técnicas, y nos traían el recuerdo de Renau al afirmar que "el cartel es un grito pegado a la pared".

Guillermo Pérez Villalta. Cartel del año 2000. Sevilla
Pérez Villalta

En el cartel taurino no debemos considerar sólo el carácter publicitario del mismo, sino su función de comunicar y anunciar la celebración de una fiesta taurina. Hoy en día vivimos una época muy ecléctica en donde cada pintor refleja su propio estilo. Algunos hicieron vanguardia en su momento, pero ahora son ya clásicos. Atrás quedó la época romántica de los cuadros y carteles taurinos de Emilio Porset, el primer cartelista taurino; Mariano Fortuny, padre del impresionismo actual; Roberto Domingo y su fiel y brillante arte impresionista, de pinceladas sueltas casi sin fundir; Carlos Ruano Llopis y su estética realista; Juan Reus, el mejor heredero de don Carlos y de los grandes pintores valencianos; Martínez de León, la mejor paleta del diario ABC, de los naipes taurinos y siempre en la estela de don Roberto; Antonio Casero y su lidia siempre en blanco y negro; Santos Saavedra, de aires toledanos, afincado desde siempre en Madrid junto a la revista taurina El Ruedo,...entre otros muchos. Hoy algunos pintores ilustres continúan su estela, como es el caso de Luis García Campos y su romántico impresionismo cargado de luz y movimiento; Lope Tablada Martín, digno heredero de su padre en las fiestas populares y los paisajes castellanos; Humberto Parra, el mejor cartelista colombiano con aires coloristas del Sur; y José Puente, único heredero del Madrid gacetillero, castizo y taurino de principios de siglo pasado.

Pero también ahora existe un movimiento innovador que rompe con todo lo anterior y se define en nueve nombres, autores todos ellos de la última generación de cartelistas maestrantes.

Luis Manuel Fernández es el pintor sevillano que realiza el cartel de 1994, una obra en óleo sobre lienzo de estilo gráfico con tema cerámico. Es precisamente el primer cartel taurino que incorpora el paisaje y en este caso dentro de la orla maestrante. En el interior de la orla podemos contemplar una preciosa vista de la Real Maestranza y el río Guadalquivir desde el barrio de Triana. Su mezcla pictó¡ica y gráfica esta apoyada de mucha literatura que respalda la idea romántica del cartel.

Joaquín Sáez, pintor sevillano que realiza el cartel de 1995, utiliza también la orla para realzar su obra al pastel con tema cromático, mientras juega con los colores claros y oscuros para potenciar un valor romántico de una plaza de toros enmarcada por cuatro imágenes taurinas como el paseillo, el salto con garrocha, la suerte de varas y la suerte suprema, vistas desde el Palco Real.

Eduardo Arroyo, pintor madrileño internacionalmente reconocido, realiza el cartel taurino del año 1996. Su obra es muy directa, propia de su estilo Popo El cartel es muy fácil de comprender, puesto que representa la figura de un toro levantando las manos al romper plaza. A traves del guash sobre papel podemos contemplar su estilo contemporáneo apoyado en colores como el rojo, negro, blanco y amarillo.

Félix de Cárdenas es el pintor sevillano que elabora el cartel del año 1997, realizado en combinación mixta con carbón y temple. Parece estar muy pensado, ya que su estilo sobrio sabe jugar con las sombras y los colores blanco y rojo al representar un toro de Guardiola al paso en actitud desafiante. Este trabajo se asemeja al mismo tiempo a un paquete de tabaco americano.

El pintor sevillano Ricardo Cadenas realiza el cartel del año 1998 a lápiz sobre papel. La imagen protagonista de la obra es la del diestro de sevillano Pepe Luis Vázquez con el famoso adorno muleteril más conocido taurinamente como "el cartucho de pescado" en fondo de color albero. Posiblemente esta obra sea la más refinada y elegante de todas y es por lo que también le costó impactar en el exterior.

Fernando Botero, pintor y escultor colombiano de reconocido prestigio internacional, realiza el cartel de toros del año 1999 en óleo sobre lienzo. La imagen engrandecida del grueso picador a lomos de un pequeño caballo en el centro del ruedo maestrante, contrasta con el valiente peto de color azul. Es el regreso a los orígenes del toreo a caballo, cuando las figuras eran los picadores y aparecían por delante de los diestros. El cartel es figurativo, de estilo americano, en donde predomina un colorido muy personal que le hace ser reconocido por todo el mundo. La singular interpretación de Botero causa un impacto muy alegre al espectador, que detiene su mirada en esta obra taurina.

Guillermo Pérez Villalta, pintor de Tarifa, realiza el cartel del año 2000 en acrílico sobre lienzo de estilo figurativo. En su cartel podemos observar una vista aérea de la Plaza de la Real Maestranza con un ruedo circular. Su carácter imaginativo e interpretativo de las formas queda reflejado en las múltiples estructuras arquitectónicas que aparecen en el cartel.

Larry River, pintor neoyorquino de la escuela Pop, realiza el cartel taurino del año 2001 en lienzo sobre poliespan recortado y pintado al óleo y carbón con técnica mixta en relieve. El cartel representa la imagen del diestro barbateño José Antonio Canales Rivera, de perfil, realizando un estatuario frente a un toro negro que es materialmente despedido del cuadro. El sentimiento modernista abarca toda la obra ofreciendo una visión directa, alegre y muy propagandística de una imagen clásica: toro y torero.

Juan Romero, pintor sevillano, realiza el cartel del año 2002 en acrílico sobre lienzo. Su estilo es claramente cromático y muy gráfico. Representa la vista desde el tendido once del interior de la Plaza de la Real Maestranza. La imagen de la cabeza del toro de toriles junto a una secuencia picassiana de una corrida de toros destaca sobremanera en la obra. También la grafología esta presente en numerosas imágenes ecuestres y caballerescas propias de la institución. Romero utiliza el color como luz e interpreta valientemente con tonos verdosos el escudo maestrante.

El toro de la académica sevillana Carmen Laffón que viste la temporada 2003 no es más que una pieza tradicional de 74,5 por 163 cm, en pastel sobre papel, en la que la cabeza de un toro colorado y serio del museo taurino de Sevilla, preside desde arriba, unos carteles imaginarios en los que se mezclan figuras de todas las épocas y artistas, entre ellos pintores. La bondad y sutileza en las pinceladas de Laffón crean en el cartel un realismo lírico junto al auténtico rey de la fiesta.

Francesco Clemente viaja desde Nápoles para exaltar por las calles de Sevilla el cartel del año 2004. En el mismo se representa a un torero ejecutando la suerte de lasernina sobre la testuz de un toro en clara simbología con el mito del laberinto del Minotauro encarnado en los corrales de la plaza. Esta obra en óleo sobre lienzo contiene un colorido inusual que nos recuerda el espíritu itinerante de su autor vanguardista que conjuga a la perfección sus viajes en la india con la universalidad de la fiesta.

El artista estadounidense Alex Katz realizó el cartel del 2006 bajo una clara referencia minimalista de estética Zen. El torero y el toro junto a la barrera vestidos de negro sobresalen en un lienzo inmaculado. Katz, haciendo alarde de su popular grafismo, síntesis y sobriedad, descubre los protagonistas de la corrida bajo la cotidianidad de la vida y la muerte. Los elementos sobrevuelan con verdadero prodigio la paleta del pintor llegando incluso a perderse en luminosidad más elemental.

Todo un clásico de la vanguardia sevillana, Manuel Quejido realiza en óleo sobre lienzo de 120 x 70 cms el último cartel de la temporada maestrante. En la obra se nos aparece un torero contemplativo tras un burladero de una plaza. El autor parece plantearnos a todos una reflexión sobre el lenguaje, la pintura y la simbología de la fiesta moderna. El silencio, la sangre y un burladero se desprenden a modo de cómic en un cuadro que a todas luces nos recrea la poesía visual de nuestra fiesta bajo el peso del tiempo.

Ignacio de Cossío

http://www.elcossio.com

2002-10-18


IGNACIO DE COSSÍO Y PÉREZ DE MENDOZA

 

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío

Ignacio de Cossío y Pérez de Mendoza nació en 1973 en Sevilla y forma parte de la cuarta generación de una familia estrechamente ligada al mundo del toro. Sobrino del académico y autor de la famosa Enciclopedia Taurina "El Cossío" José María de Cossío y del rejoneador Josechu Pérez de Mendoza. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Gales-Ceade de la misma ciudad, ejerce como escritor, periodista y crítico taurino.

Comenzó sus colaboraciones en Radio Nacional de España (1992), ingresando posteriormente como redactor taurino en la Agencia de Noticias Colpisa, en el Diario Ya de Madrid, Diario de Sevilla, La  Gaceta Regional de Salamanca, Vía Digital, Antena 3, Tele 5 y Sevilla Televisión, así como en los portales de Internet, Toros.viadigital.net, Burladero.com, Toreros.net (izquierda) y Diario Directo.com, entre otros.

Hear this article
 
Artículos Relacionados

img_b.png