ENLACES RECOMENDADOS
English Arabic Chinese (Simplified) French German Greek Hindi Italian Japanese Portuguese Russian Spanish Catalan Galician

Buscador JAVA

Newsletter Beta'09

There is no list available.
Favoritos
Imprimir
love_claveles.jpg
ALE.jpg
ALL |0-9 |A |B |C |D |E |F |G |H |I |J |K |L |M |N |O |P |Q |R |S |T |U |V |W |X |Y |Z

TODAS LAS SECCIONES arrow + NOTICIAS// NACIONAL 00 - 12 arrow NACIONAL//INTER

Harald Szeemann. "Las utopías fracasan cuando dejan de ser individuales" PDF Imprimir E-Mail
Escrito por extraido de www.elpais.com / CATALINA SERRA   
miércoles, 10 de marzo de 2004

"Me molestó en Arco ver las fotografías que había seleccionado para 'El real viaje real"

Harald Szeemann. Foto extraida de www.exibart.com
Harald Szeemann

A Harald Szeemann (Suiza, 1933) le gustan los títulos con sentido. El que ha escogido para la exposición con la que desde el 28 de mayo hasta el 24 de octubre la Fundación Miró de Barcelona participará en el Fórum Universal de las Culturas es toda una declaración de principios: La belleza del fracaso / El fracaso de la belleza. Comenzará con el cuadro Accidente, de Alfonso Ponce de León, en cierta manera una metáfora de cómo el artista afronta con orgullo su derrota, y acabará con dos cajas de luz del artista de Sarajevo Dean Jokanovic Toumim, en las que podrán leerse dos frases: "Si queréis saber dónde está el infierno, preguntad al artista" y "si no encuentras al artista es que ya estás en el infierno". Entre una y otra obra, Szeemann ofrecerá un paseo por las grandes utopías de los siglos XIX y XX, desde las artísticas que encarnaron Duchamp, Mondrian o Artaud hasta las anarquistas de Kropotkin, Bakunin o Erich Müsham, pasando por la búsqueda del arte total de Wagner, las experiencias comunitarias o el arte revulsivo de los sesenta.




Pregunta. Esta exposición se enmarca en el Fórum 2004. ¿Qué opina de este evento?

Respuesta. Me parece una buena idea, pero creo que en general es demasiado afirmativo. Otra vez es volver a discutir sobre temas importantes como la emigración, la paz o el reparto del dinero, que son cosas que difícilmente podrán solucionarse en Barcelona. En relación con el arte me parece un poco un dejà vu, por esto yo quería plantear otra cosa como alternativa. He escogido el tema del fracaso porque una utopía que no fracasa no es artística. Y una utopía que se realiza se convierte en dictadura.

P. ¿La idea de fracaso expresa desesperanza?

R. Veamos, la anarquía, que está contra la violencia y contra el poder, es la utopía más grande, la autorrepresentación del ser, pero funciona para una persona, no para toda una comunidad. Las utopías fracasan cuando dejan de ser individuales. La exposición pone sobre la mesa temas que surgen ya en 1900, como el de la legalización de las drogas o la revolución sexual, que aún no se han resuelto hoy en día. Las ideas están allí, y si hago esta exposición es porque las amo, pero también tengo la obligación de constatar que no son realizables.

P. Entonces, en el arte sólo caben soluciones individuales.

R. Por eso acabo con una referencia al artista, porque el arte es un lujo, pero si no lo encuentras estás en el infierno. El siglo XX ha demostrado que la ética de la necesidad interior puede ser muy elevada a nivel individual, pero es imposible trasladarla a la vida corriente.

P. Este año no parará de realizar proyectos en España. En octubre inaugurará la Bienal de arte de Sevilla, de la que es comisario, y hasta el 9 de mayo en el museo Patio Herreriano de Valladolid puede verse El Real Viaje Real, que antes estuvo en Nueva York y que será importante para estos jóvenes artistas seleccionados tanto en su valoración como en la cotización del mercado. ¿Está satisfecho con esta muestra?

R. Creo que la exposición en Valladolid ha quedado mucho mejor en cuanto a montaje que la de Nueva York. Respecto al mercado, es algo que me ha preocupado y me he quejado a algunos galeristas. Yo no estoy interesado en el mercado, pero sé que es inevitable que lo que hago tenga repercusión en él. Aun así, me molestó que el día después de la inauguración de la exposición en Arco me encontrara con que estaban colgadas sin pudor las mismas fotos que yo había elegido e intentado presentar con sumo cuidado en Valladolid.

Fue molesto, pero seguramente es inevitable. Yo no visito las galerías sino a los artistas, y naturalmente puede haber una galería que tenga más artistas que otras. De todas formas, en la Bienal de Sevilla prefiero seleccionar a jóvenes extranjeros. Aún no tengo claros a los españoles y le he dicho a Juana de Aizpuru [galerista y directora de la Bienal] que sólo le cogería a dos o tres de sus artistas porque no quiero que pueda decirse que estoy al servicio de una galería en España. Será una exposición internacional.

P. ¿Por qué trabaja tanto en España?

R. Porque me lo piden. También me han ofrecido hacer una exposición en el Reina Sofía para la ampliación del edificio de Jean Nouvel. Les he dicho que tendrían que mirar al Este y no tanto al Oeste porque en los países balcánicos hay gente que todavía tiene la necesidad real de hacer arte, no es un puro ejercicio formal como sucede en el Oeste. Les propuse como título Uralia, pero no sé si se hará porque es para 2006 y ahora vienen las elecciones...

CATALINA SERRA - Barcelona
EL PAÍS | Cultura - 10-03-2004

www.elpais.com

 

Hear this article
 
Artículos Relacionados

img_b.png