ENLACES RECOMENDADOS
English Arabic Chinese (Simplified) French German Greek Hindi Italian Japanese Portuguese Russian Spanish Catalan Galician

Buscador JAVA

Newsletter Beta'09

There is no list available.
Favoritos
Imprimir
love_claveles.jpg
ALE.jpg
ALL |0-9 |A |B |C |D |E |F |G |H |I |J |K |L |M |N |O |P |Q |R |S |T |U |V |W |X |Y |Z

TODAS LAS SECCIONES arrow + NOTICIAS// NACIONAL 00 - 12 arrow NACIONAL//INTER

Figuraciones: pintura de los años ochenta en la Colección de Arte Contemporáneo Fundación La Caixa PDF Imprimir E-Mail
Escrito por extraido w3art.es   
viernes, 26 de junio de 2009
Enzo Cucchi, Sin título (Rue Rimbaud), 1985. Figuraciones, arte de los ochenta en CaixaForum Barcelona
Figuraciones
Los primeros años de la década de los ochenta fueron un periodo de reivindicación de la pintura como objeto de experimentación expresiva. Una generación de pintores jóvenes fue aclamada en el escenario del arte internacional por reintroducir la figuración, la expresión y el simbolismo como vía de renovación de la pintura. En el plano teórico, esta práctica artística había sido amenazada con desaparecer tras la abstracción y el arte conceptual.

La pintura parecía haber perdido su elocuencia y era criticada por haber caído en la repetición y el academicismo. La respuesta a esa aparente situación límite fue la de redefinir su identidad formal buscando alternativas en la propia tradición pictórica. A los campos monocromos de color y la ausencia de representación que dominaron parte importante de la pintura desde los años sesenta, la nueva pintura contrapuso el reciclaje de los géneros clásicos de la pintura, el mestizaje de estilos en los que la figuración se yuxtaponía a la abstracción, la utilización indiferenciada de referencias conceptuales y formales, y una pincelada expresiva, espontánea y a veces esquemática que afirmaba la experiencia sensual del arte. El resultado fue una pintura versátil que respondía a una nueva actitud vital, desideologizada y fundamentalmente hedonista, que exaltaba la subjetividad individual por encima de cualquier otro valor.

La Colección de Arte Contemporáneo iniciada en 1985 registró el impacto de esta pintura adquiriendo un representativo conjunto de obras de los artistas más reconocidos del momento en la escena internacional. En esta exposición se ha reunido una docena de pinturas caracterizadas principalmente por su identificación con el legado expresionista del siglo XX: la pintura expresionista alemana de principios de siglo, el expresionismo abstracto americano y también la potencia expresiva del informalismo.

La figuración fue abordada por estos artistas tanto como elemento formal como para construir una narrativa simbólica. Los artistas alemanes pintaron con una mirada romántica sobre la tradición del arte alemán. Con un estilo primitivista, A. R. Penck buscó un lenguaje universal centrado en la esquematización de la figura humana. Georg Baselitz plasmó su estrategia pictórica inscrita en una pincelada gestual muy densa y en la inversión de la imagen figurativa con la intención de liberar a la pintura de las condiciones de representación. La identidad alemana constituyó la fuente de inspiración de Anselm Kiefer, quien aborda los mitos y las páginas más negras de la historia de su país con una paleta sombría, gruesas capas de pintura y la incorporación de recursos escultóricos en la superficie pictórica. En Italia, Enzo Cucchi realizó una pintura saturada de color y recurrió a la alegoría para introducir un contenido simbólico en su obra. El norteamericano Julian Schnabel fundió en un mismo gesto abstracción y figuración con una actitud irónica. En la escena española, la efervescencia pictórica se tradujo en un flujo imparable de imágenes que brotaban en distintas claves. El tono neoexpresionista europeo fue asumido por Miquel Barceló, que en un principio recurrió al repertorio formal de las vanguardias para construir una pintura abigarrada y colorista. En la pintura de José María Sicilia, fondo y figura conviven en un mismo plano y se baten en un espacio de límites y tensiones configurado a través de vibrantes pinceladas de un vivo cromatismo. Desde ópticas diversas, Navarro Baldeweg, García Sevilla y Miguel Ángel Campano abordaron la figuración para estructurar formalmente la superficie del cuadro. Por último, más inclinados por renovar la abstracción mediante la expresividad de la figuración, Xavier Grau fundía figuras en sus fondos enmarañados, mientras que José Manuel Broto esbozaba mínimos elementos figurativos sobre fondos monocromos.


CaixaForum Barcelona



Avenida Marquès de Comillas, 6-8

08038 Barcelona

Horario:

De lunes a domingo, de 10 a 20 h

Sábados, de 10 a 22 h




Entrada gratuita

Servicio de Información

Obra Social Fundación ”la Caixa”

Tel: 902 22 30 40

De lunes a domingo, de 9 a 20 h

www.laCaixa.es/obrasocial

(Enzo Cucchi, Sin título (Rue Rimbaud), 1985)

 

 

Hear this article
 
Artículos Relacionados

img_b.png