ENLACES RECOMENDADOS
English Arabic Chinese (Simplified) French German Greek Hindi Italian Japanese Portuguese Russian Spanish Catalan Galician

Buscador JAVA

Newsletter Beta'09

There is no list available.
Favoritos
Imprimir
love_claveles.jpg
ALE.jpg
ALL |0-9 |A |B |C |D |E |F |G |H |I |J |K |L |M |N |O |P |Q |R |S |T |U |V |W |X |Y |Z

TODAS LAS SECCIONES arrow + NOTICIAS// NACIONAL 00 - 12 arrow NACIONAL//INTER

Javier Santurtún en la GALERIA ALEPH PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Galeria Aleph   
jueves, 23 de octubre de 2008

Javier Santurtún
Javier Santurtún
Estaba mediado el año 2004 cuando mis obras, tanto en pintura como en escultura, fueron entrando en un progresivo predominio del color, cada vez más saturado, cada vez más limpio, radiante y vital.

Actualmente estoy caminando en el sentido inverso: hace algo más de un año que el color empezó a perder intensidad, y esa imparable decoloración ha hecho que los trabajos que presento ahora conserven sólo mínimos rastros cromáticos. En estas obras y en esta exposición casi todo aparece callado, apagado y ceniciento.

No es fácil a veces analizar los porqués de ciertos cambios de tercio. Pero en este caso puedo citar un hecho concreto que influyó notablemente en esta transición. Había estado haciendo mucha fotografía de algunos edificios que aún quedaban por demoler, restos del antiguo Barakaldo industrial, y en esas imágenes fui reconociendo tonos y calidades cromáticas que con frecuencia pasan desapercibidos (los solemos meter en el saco anodino de los colores grises y sucios). Se trata de colores que exigen un especial detenimiento si quieres que desvelen, más allá de la degradación que los provoca, su escondida riqueza plástica.

Y empecé a encontrarme otra vez con el desgaste que el uso, y el paso del tiempo y la intemperie, producen en las cosas materiales: una acción imperceptible, lenta, persistente, que modifica el aspecto y el color originarios. Trabajar y atrapar esos brillos escondidos de la realidad, me ha llevado a la intuición de que las huellas que imprime el discurrir de la existencia podrían ser contempladas como un “deterioro enriquecedor”: aquí se situaría el meollo de la paradoja que ha ido tomando cuerpo como tesis y desarrollo de estos trabajos. Por último, quisiera añadir que todo esto nos habla de un encanto y una belleza de sabor agridulce: porque si, por un lado, nos es grato contemplar el rastro que deja el silencioso paso del tiempo sobre la piel de las cosas, por otro nos muestra lacónicamente la caducidad en que existimos.

 Javier Santurtún

 

A la intemperie
Javier Santurtún

Inauguración, Jueves 23 Octubre de  2008, a las 20h.
 
GALERIA ALEPH

www.artealephcom

 

Hear this article
 
img_b.png