ENLACES RECOMENDADOS
English Arabic Chinese (Simplified) French German Greek Hindi Italian Japanese Portuguese Russian Spanish Catalan Galician

Buscador JAVA

Newsletter Beta'09

There is no list available.
Favoritos
Imprimir
love_claveles.jpg
ALE.jpg
ALL |0-9 |A |B |C |D |E |F |G |H |I |J |K |L |M |N |O |P |Q |R |S |T |U |V |W |X |Y |Z

TODAS LAS SECCIONES arrow HISTORICO (SEVILLA JOVEN) arrow Temporada 2002

Fernando Roldán: Galería Cavecanem. PDF Imprimir E-Mail
Escrito por extraido de www.abc.es // Marta Carrasco   
domingo, 07 de abril de 2002

Fernando Roldán, propietario de la galería Cavecanem, decidió con diecisiete años estudiar Bellas Artes y confiesa que durante algunos años «malvivió» de su pintura, pero hace una década se lanzó, «casi de forma casual» a la aventura galerista.

- ¿Es galerista por tradición?

-No. En mi casa había tradición de empresarios, pero nada relacionado con el arte. Yo estudié Bellas Artes y luego malviví de mi pintura unos años. Después dí clases en institutos e instalé una escuela aquí en esta casa. Empecé a hacer exposiciones de los alumnos, y una cosa por la otra, acabé instalando Cavecanem.

-¿Ha sido un negocio rentable económica e intelectualmente?

-Económicamente ahora ya, al principio no. Y como proyecto artístico sí ha sido rentable. Creé Cavecanem hace diez años porque pensaba que en Sevilla faltaba un espacio para lanzar nuevos artistas que estaban haciendo fotografía, instalación y dedicándose a otras tecnologías.

-¿Cual es el secreto de sobrevivir diez años en este complicado mundo del arte?

-Yo creo que lo fundamental de una galería es el proyecto artístico. Es decir, hay que tener un proyecto porque de otra manera lo que se tiene es un comercio de cuadros. Yo creí y aún creo en mi proyecto, en explorar los nuevos lenguajes al límite y en arriesgar por jóvenes artistas.

-¿Ya no hace falta marcharse a Madrid para triunfar?

-Yo creo que no, que Cavecanem es buen ejemplo de ello, pese a que no existe la misma dinámica para el arte contemporáneo en Sevilla que en Madrid, Barcelona o Valencia, pero pienso que desde aquí hay gente que se ha lanzado al resto de España como el caso de Tete Alvarez, o Nuria Carrasco o Matías Sánchez que han surgido de Cavecanem.

-Hay una leyenda, no se si negra o gris, sobre las comisiones de los galeristas sobre las obras...

-Esa leyenda existe, pero se queda ahí, porque lo que hay es un absoluto desconocimiento de la labor del galerista. Nosotros vamos al cuarenta o cincuenta por ciento con el artista, pero en lo que se queda el galerista hay que empezar a descontar todos los gastos de luz, impuestos, imprenta, limpieza..., todo eso que casi no se ve pero que hay que hacer. Te deja más margen comercial una cerveza que un cuadro.

-Sin embargo a ustedes las instituciones les dan subvenciones y a un bar, no.

-Porque yo no tengo una tienda de cuadros. Yo no pongo un «Sicilia» un «Barceló» o un «Chillida» y espero a que me los compren. Yo tengo un proyecto que significa invertir en artistas que a lo mejor tardan ocho años en comenzar a vender. Las subvenciones que a veces te dan son muy ridículas y encima quedas con eso, con que te dan dinero. Yo creo que la Administración debería de ayudarnos comprándonos a los galeristas andaluces o encargándonos la compra de obra de arte. Esa sería la forma de ayudarnos: no me des dinero a mí, dáselo al artista.

-¿Arco es importante en la historia de Cavecanem?

-Fundamental, sobre todo visto ahora, con la perspectiva de los seis años que llevamos yendo a Arco. Cavecanem se inició en Arco en el 96. Fuí allí como una aventura presentando a los artistas que conformaban el proyecto de la galería: Nuria Carrasco, Angustias García-Isaías Griñolo, Pepa Rubio, Alonso Gil y David Falkner, y fue un éxito, en una palabra nos lanzó al mercado.

-Ahora ese mercado parece que está cambiando mucho con las ventas con Internet.

- Internet ha cambiado muchísimo el mundo galerista, por supuesto. Yo por ejemplo, vendo por Internet más de lo que esperaba. Pero es que las galerías tienen que cambiar, el modelo se ha quedado desfasado.

-Casi me dice que ser galerista tiene relación con la fe.

-Casi no, es que ser galerista es una cuestión de fe..., y de habilidad financiera, porque si no funciona lo primero mezclado con un poco de intuición y sobre todo, unido a una capacidad de gestión, cualquier galería se viene abajo.

-¿Volvería a montar la galería vista la experiencia?

-Sin duda, aunque de verdad, sigo diciendo que me siento muy poco galerista. Claro que ahora lo haría mucho mejor que antes.

-¿Existe el «robo» de artistas entre galerías?

-Algo hay, a mí me han «robado» alguno, no demasiados. Yo nunca lo he hecho.

 

MARTA CARRASCO
7-4-2002 01:54:58

extraido de www.abc.es
Hear this article
 
Artículos Relacionados

img_b.png